Vestidos de Novias

vestidos de bodas

El vestido de novia que siempre has soñado

El vestido de novia es una de las prendas más delicadas y personales en el ajuar de toda mujer, además de ser el vestido más soñado desde su infancia!. De allí la importancia que una novia luzca un vestido esplendoroso e único el día de su boda, que le de un realce especial y la haga lucir ese día distinta a su estilo habitual. Para ello la novia debe elegir un vestido acorde con su personalidad, su talle, su estatura, el color de cabello y ojos, un vestido con el cual puede moverse con soltura y naturalidad.

Lo primero que debe hacer una novia cuando decide buscarlo, es hacerlo con mucha antelación, aproximadamente de seis a cuatro meses antes de la boda. Es recomendable entonces visitar las casas de moda ó el diseñador de confianza para seleccionar el ideal.

Si la novia quiere lucir un modelo único, creado exclusivamente para ella, y de acuerdo a sus gustos, debe optar por la confección a la medida. Las diseñadoras que confeccionan estos vestidos de novia son verdaderas artistas de la moda, con la experiencia y el gusto exquisito para imprimirle ese toque de exclusividad a cada vestido. Ya que el diseñar un vestido a la medida implica un mayor gasto, es recomendable elegir un muy buen diseñador, de cuyo trabajo tengamos referencia y que nos trasmita la confianza para entregarle en sus manos tan anhelado sueño.

Las tiendas especializadas en vestidos de novias ofrecen también una gran variedad de diseños pret-a-porter (diseños listos para comprar), para todos los gustos y presupuestos. Estos vestidos de novia existen en diferentes modelos y tallas, y pueden ajustarse perfectamente a la silueta de la novia con los retoques necesarios.

El vestido de novia para alquilar, por el contrario, es una excelente opción para aquellas novias que no cuentan con el presupuesto necesario para adquirir un vestido exclusivamente confeccionado a la medida ó los pret-a-porter.

Independientemente cual sea su vestido – diseñado a la medida, pret-a-porter ó alquilado – busque un vestido sobrio y elegante, no muy cargado, que armonice con su estilo y el estilo general de la boda, con el lugar y con la hora de la ceremonia.

En cuanto al diseño del vestido de tu boda se recomienda escogerlo conjuntamente con el diseñador de modas ó buscar un diseño en las últimas revistas de moda para seleccionarlo a su gusto.

Al momento de hacer la elección es conveniente estar acompañada por su mamá, hermana ó mejor amiga, para que le colaboren con su opinión. No olvide llevar consigo zapatos similares a los que piensa usar ese día, y los accesorios -un collar especial ó unos aretes de herencia familiar- para evaluar el conjunto en su totalidad.

Así mismo la novia debe cuidar el más mínimo detalle en cuanto a la lencería a llevar puesta debajo de su espectacular vestido de novia: un conjunto de dos piezas, ó un body en seda, raso, ó combinados con lycra, y unas finas medias de color blanco con su respectivo liguero. Al escoger su lencería debe ser cuidadosa para que no le marque el cuerpo, y que la parte superior del body ó brassier le den una muy bonita forma al busto. Un consejo: si el vestido a lucir es escotado por el frente ó por detrás, cuidar que las tiras del brassier no se le vean, para ello adquirir un brassier sin tiras ó con tiras cruzadas.